“¡FUERA PEÑA!” gritan los mexicanos

Katheryn Hernández / Zoon Politikon

Han encontrado a Abarca y a su esposa. Ya han declarado los supuestos culpables, se encuentran encarcelados y todo el equipo de inteligencia del ejército mexicano está trabajando… pero millones de personas siguen con la pregunta ¿Dónde están los 43 estudiantes de Ayotzinapa? O tal vez resulten verdad las declaraciones de los tres integrantes de los Guerreros Unidos las cuales indican que los estudiantes fueron quemados… ¿Los restos humanos corresponden a los estudiantes?

Peña presumía que durante su gobierno la seguridad, la educación y la economía aumentarían, que la pobreza sería menos, y México estaría presente en todo el mundo. Eran perfectas aquellas felicitaciones por parte de medios internacionales como The Washington Post y The New York Times. En tan sólo 90 días la reforma energética fue tema de 31 artículos en Wall Street Journal, 11 en The Economist y 14 en el Washington Post. Sin olvidar la esplendorosa portada de TIME.

La frase “Salvando a México” de la portada TIME ha sido polémica. Solamente Plutarco Elías Calles en 1924, Álvaro Obregón, Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán, José López Portillo, Miguel de La Madrid y Enrique Peña han aparecido en dicha revista. Pero se debe reconocer que ningún presidente había sido capaz de cambiar el sector energético; se ha convertido en un hecho histórico, pues millones de mexicanos rechazaban tal acción. Aunque las reformas fueron exhibidas primero a la prensa internacional, en el Financial Times, por el propio Peña Nieto, y después en El País por el actual director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin.

Revistas como The Economist o diarios como Financial Times, ubicaban a México como uno de los mercados más favorables para invertir. Incluso Price Water House Coopers visualizó en 2050 a México con una economía más grande (un PIB per cápita de $50 mil dólares anuales) que la de Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido.

Benditos aquellos días cuando el reconocido columnista del New York Times Thomas Friedman afirmaba “México será la próxima potencia”, o cuando Chris Anderson, el ex editor de la revista Wired escribía un artículo titulado México, la nueva China. Las noticias internacionales eran fabulosas, reflejaban un gobierno espectacular.

fuera_pena

Pero el gusto duró muy poco, en el artículo ¿Se acabó la luna de miel de Peña Nieto?, publicado en el blog Global Public Square, se menciona que Peña tuvo un 57% de reconocimiento en los primeros meses de su régimen, pero sí sus planes reformistas no funcionan todo sería una ruina. Y The New York Times empezó a cuestionar cuantas fosas tiene la república mexicana.

Se ha derrumbado la imagen del gobierno mexicano a nivel nacional e internacional de manera impresionante. Y ningún gobernante se ha atrevido a desmentir todos los reclamos. La muerte de tres estudiantes normalistas y tres civiles, más de veinte estudiantes heridos, junto con la desaparición de 43 alumnos de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa, así como la ejecución de 22 civiles a cargo de elementos del ejército mexicano en Tlatlaya, han provocado la inesperada caída de la imagen de Peña Nieto.

Se puede comparar con Carlos Salinas De Gortari en 1994, cuando se enfrentó al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. Sólo nueve días de combates, en la selva chiapaneca transcurrieron, hasta que la presión internacional provocó que Salinas suspendiera el ataque a los zapatistas y población civil.

Hoy señalan a México como un país sin ley y al borde del caos social. El caso Ayotzinapa es considerado una barbarie. Las fosas clandestinas no concuerdan con las declaraciones que anunciaban muy pocos delitos. La comunidad internacional da por hecho la vinculación entre gobierno y carteles de drogas. Y exigen la aclaración de los hechos y castigo a los culpables.

Peña pertenecía a una nueva generación del partido que rechazaba las prácticas del pasado. Con protestas y plantones en todo el país se ponen en duda que el #nuevoPRI exista. Sus decisiones han sido lentas y torpes, ha transcurrido más de un mes y no encuentra soluciones a los problemas presentes.

El gobierno pedía confianza, pero a los padres de familia se les ha agotado, exigen respuesta inmediata. No basta con detener al funcionario Abarca Velázquez y culparlo de presunta comisión de delitos, que van desde el homicidio calificado hasta el narcotráfico y delincuencia organizada. Tampoco con capturar a su esposa María de los Ángeles Pineda y señalar que se dedica a actividades ilícitas; como integrante, junto con sus padres y hermanos del cártel “Guerreros unidos”.

Los hechos derraman hipocresía política y crisis profunda en los derechos humanos. Hay negligencia y encubrimiento por parte de las autoridades. Guerrero es sólo un pequeño ejemplo, pues seguramente todo el territorio mexicano se compone de fosas clandestinas. Lamentablemente el señor presidente no ha querido dar frente a los problemas, y gasta al menos 186 millones de pesos (25% del gasto oficial de publicidad) en spots políticos llenos de mentiras. Esa preocupación que dice tener por los estudiantes no la refleja en hechos.

El caso Ayotzinapa ha dado la vuelta al mundo por su magnitud y horror. Apenas a los 43 días el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, ha dado un posible pero lamentable paradero de los estudiantes. Señaló que tres hombres aprehendidos recientemente por fuerzas federales —Patricio Reyes Landa, Jonathan Osorio y Agustín García Reyes— confesaron que la noche del 26 de septiembre recibieron a un grupo de más de 40 personas de parte de policías de Iguala y Cocula, presuntos aliados de Guerreros Unidos.

En efecto pudiera tratarse de los normalistas, pero debe verificarse mediante análisis de laboratorio “altamente especializados” en pruebas de ADN, como las que realiza la Universidad de Innsbruck, en Austria. Y por ende allá serán los estudios. Sin embargo, los padres de los estudiantes y millones de personas no aceptaran como verdaderas tales declaraciones si no existen pruebas contundentes, “Mientras no haya pruebas, nuestros hijos están vivos”.

Es inaceptable que una autoridad declaré “Ya estoy cansado de tantos regaños, de que me estén reclamando que no hago bien mi trabajo“. A Jesús Murillo no se le está pidiendo ningún favor, es su obligación dar una respuesta pronta. Tener a mil 900 policías y 10 mil del Ejército trabajando no sirve de nada sí hacen búsquedas simples. “Por aire no se ve nada en la sierra de Guerrero, por tierra buscan por encimita y para que el detector de temperatura fuese útil, tendrían que revisar casa por casa en todo el estado.”

La indignación crece cuando nos asaltan en el transporte público, cuando le quitan al campesino sus tierras, cuando al obrero lo despiden, cuando el estudiante no puede asistir a la universidad por falta de lugares, cuando el policía nos pide ponernos la del Puebla. Son millones los que sufren alguna injusticia diariamente. Los manifestantes realmente le tienen miedo a que la gente siga callada, a que la gente siga cerrando los ojos y pretenda no ver las cosas que están pasando en nuestro país.

Insensiblemente “nuestro presidente” Enrique Peña Nieto estará de gira internacional por Asia —del 8 al 15 de noviembre. Muestra su irresponsabilidad con los problemas en México. Por tanto, los padres de familia de los normalistas convocan a todos los estudiantes y organizaciones del país a realizar una Caravana Nacional, que permita un movimiento nacional. Que Peña se vaya pero que ya no regrese, porque puede encontrar un país revolucionado.

#YaMeCansé #EPNRenunciaYa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s