La noche de los muertos vivientes (1968), de George A. Romero (Reseña crítica de Alfonso Mimbrera)

Night-of-the-Living-DeadFilmada en 1968 de la manera más independiente posible, La Noche de los Muertos Vivientes narra cómo siete personas, amuralladas en una casa abandonada, intentan sobrevivir a una pandemia.

El filme con esta premisa sencilla, (inspirada en el mítico escrito Soy Leyenda del fallecido Richard Matheson) se apoderó de la vapuleada sociedad americana logrando ser un hito en la pantalla grande.

1968 significa para EUA un año rojo, un año de muerte. Con el asesinato de Martin Luther King y del hermano de John F. Kennedy, el comenzar del infame Asesino del Zodiaco y demás siniestros de años anteriores a cuestas (entre ellos el racismo) EUA sufría una época de desconcierto social.

Y que el protagonista fuera Duane Jones, un actor afroamericano, fue una arriesgada decisión.

George A. Romero, el director y co-escritor de este clásico zombie, ha sido siempre un inconforme social, rasgo que es identificable en su cine, sobre todo en su saga de muertos vivientes.

Es por eso que su aguda crítica en La Noche de los Muertos Vivientes funciona en tres niveles: Sociedad, Autoridad y el Ser Humano en sí.

¿Qué harías si alguien necesita tu ayuda en medio de una catástrofe?

Romero y John A. Russo (guionistas del filme) buscaban hacer una comedia con muertos vivientes pero ¿Qué mejor que una sátira?

Sin planearlo así, la película funciona como una sátira de la apatía de la sociedad. El cómo en medio de la catástrofe, la espalda es lo primero que se da.

Dentro de la línea narrativa del filme, la culpable de la pandemia que aqueja a EUA es la autoridad.

La autoridad y su mal manejo provocaron que los muertos regresaran a la vida. De manera absurda se satiriza a la autoridad por sus continuos errores en su administración del poder.

Y al final, y es lo que más prevalece en la película, el incontrolable ego del hombre que busca ser aquel que todos obedezcan, al punto de matar a quien no lo haga.

La renovación del muerto

La Noche de los Muertos Vivientes representa un antes y después del cine de horror. Si bien ya se habían filmado películas de Zombies (White Zombie o I Walk With a Zombie) no había tenido la repercusión social que esta obra maestra tuvo.

Siendo realizada con muy poco presupuesto y con actores improvisados (El matrimonio Cooper eran parte del equipo de maquillaje) la película se muestra autentica, sin pretensiones falsas.

Cine de género sincero, se podría decir.

Este es un filme fuerte, no por violento o por impúdico, si no por mostrar la cruel naturaleza del hombre sin filtro alguno. Un hombre golpeando a una mujer (un hombre afroamericano y una mujer rubia, de gran repercusión debido al racismo de los 60’s), un hombre matando a otro por defender su orgullo, una niña devorando a sus padres, y por si fuera poco el protagonista (o héroe) afroamericano siendo asesinado.

Entonces el filme nos cuestiona: ¿de quiénes deben cuidarse aquellos que se amurallan? ¿Quiénes son realmente los monstruos?

Aunque Romero asegura que no hay implicación racial al ser Duane Jones el protagonista (la decisión según el director se debió a que Jones tenía la mayor calidad actoral) esta tomó notoriedad después de la muerte Martin Luther King y del reciente asesinato de Malcom X.

El filme, estrenado el 1 de octubre de 1968, no recibió censura debido a que la MPAA[1] aún no había sido creada, así que tanto jóvenes como niños pudieron verla.

Ante esto el famoso critico Roger Ebert escribió: “Los niños de la audiencia se quedaron atónitos. Se hizo un silencio casi total. La película había dejado de ser maravillosamente asustadiza hacia la mitad, y se había convertido en algo inesperadamente terrorífico. No creo que los niños más pequeños supieran realmente qué los golpeó. Ellos estaban acostumbrados a ir al cine, seguro, y habían visto algunas películas de terror, seguro, pero esto era algo más”

Otro de ellos, Rex Reed, comento: “Si usted quiere ver lo que convierte a una película de clase B en un clásico no se pierda La noche de los muertos vivientes. Es impensable para cualquier persona interesada en las películas de terror el no verla”.

Y no podía ser más acertado porque hasta hoy en día muchos directores pagan tributo a este filme, que de manera fortuita, logró abrir una brecha y permitir un nuevo amanecer al cine de terror.

Alfonso Mimbrera


[1] Es la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA por sus siglas en inglés) la encargada, hoy en día, de la censura de los filmes. Es repudiada por su carácter puritano.

Un pensamiento en “La noche de los muertos vivientes (1968), de George A. Romero (Reseña crítica de Alfonso Mimbrera)

  1. Pingback: Notas sobre el género zombi en el cine. | Desclusión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s