La Cruzada Nacional contra el Hambre: Lo que se veía venir, de Daniel Jiménez

Leer artículo

ROSARIO ROBLES

3 pensamientos en “La Cruzada Nacional contra el Hambre: Lo que se veía venir, de Daniel Jiménez

  1. Rosario Robles constituye y expresa fehacientemente el nivel más alto de insulto a la moral política- si es que la hay en México- , es la defenestración de la mujer en la vida pública, pero principalmente la evidencia del cinismo político de la izquierda verbal y demagógica. Esto no son epítetos de descalificación. Es también eso, ante todo es la descripción de lo que es el México de los cliches y del lenguaje que quiere esconder el fondo de una ideología y una cultura que no se puede deprender de la corrupción y de la irresponsabilidad. Su vida personal a nadie le importa, sus pasiones sanas o insanas que las atienda y las viva en la intimidad de su mundo y su conciencia. Lo otro. Lo que realmente interesa, es que con la desvirtuada, porque es así, imagen de el pensamiento de izqierda se pretenda justificar el activismo político electoral a la muy bien iluminada sombra de del tráfico de la miseria, la pobreza y el hambre de los millones de mexicanos que son producto de esa política de Estado y de la incompetencia- más bien de la capacidad delincuencial de personajes como ella y muchísimos más- que con sus acciones estrategicas cumplen su plan de vioentar la ley, las normas, la ética política llevando a la política al lamentable escenario de la asociación de la delincuencia electoral aliada vinculada en una connivencia más que morbosa con los gobernantes Están desmantelando lo poco que queda de la participación ciudadana real e irreal en la vida política del país. Afortunadamente tenemos la capacidad de expresar nuestro razonamiento, compartiendolo con quien tenga algún interés en que esto que nos tocó vivir sea diferente. Hagamops más de lo que nos corresponde.

  2. Yo tengo algo muy claro desde que se pusieron de moda las pensiones para viejitos, madres solteras, desempleados, estudiantes mediocres etc etc. La política asistencial (que no social) tiene maravillosos resultados electorales, pero es pésima para el desarrollo social. Lamentablemente los mexicanos somos muy buenos para quejarnos (tal vez no tan buenos si entendemos que no nos quejamos donde, cuando y cómo deberíamos, y que la queja de “pasillo” o de red social no sirve mucho más que el papel de baño) pero no tenemos una cultura politica, máxime una cultura cívica que respalde nuestro descontento social, y me explico: Nos fascina vivir en el estado paternalista, acostumbrados y asumiendo casi como ley divina que el Estado tiene que proveernos y satisfacer todas y cada una de nuestras necesidades vitales, queremos vivir en un Estado proveedor, en un Estado “papá” pero cuando el Estado empieza a controlar muchos aspectos de nuestra vida entonces nos molesta el estado “intrusivo” y “monopolizador”, luego entonces la queja y el descontento es con los monopolios, se exige y se defiende una mayor apertura comercial y garantizar la competencia y cuando se nos viene encima el libre mercado entonces nos volvemos socialistas de nuevo, y ahora somos defensores de la dictadura del proletariado y detractores aserrimos del neoliberalismo y el “imperialismo”. Queremos dejar de ser pobres pero no queremos trabajar más o mejor para lograrlo. Vamos a la escuela y la mayor alegría es cuando no hubo clase o cuando exitosamente logramos sacar el acordeón en el examen y subirle unos cuantos puntos a nuestra calificación, o cuando a los zánganos (no todos) trabajadores de base su líder sindical les exige cerrar y se pierde toda una (o varias) jornada escolar. Vamos a la oficina y trabajamos efectivamente 3 horas y las otras 5 hacemos “horas nalga” en Facebook o en cualquier otra cosa menos el trabajo. Y así, nuestra vida entera está llena de ejemplos de conchudez, de esa cultura tan arraigada de vivir bajo un criterio omnipresente de costo-beneficio, asumiendo que merecemos lo mejor de lo mejor sin levantar un dedo para ello. Desgraciadamente, nuestros políticos (de todos los colores y sabores) se han dado cuenta de eso y desgraciadamente ese mínimo esfuerzo que requerimos a cambio de seguir recibiendo una miserable pensión, beca, o ayuda en especie, es escribir un simple tache en una boleta electoral. Y así nos volvemos protagonistas (no víctimas) del círculo vicioso, en vez de pedirle al gobierno un trabajo o que nuestro trabajo esté bien remunerado, le pedimos directamente el dinero en efectivo y como no nos cuesta más que tachar un papelito no valoramos lo que tenemos y mucho menos nos ponemos a pensar que mientras nosotros sigamos de golfos el gobierno seguirá teniendo a sus clientes, a sus “puerquitos” que le hagan el juego en las contiendas electorales. Mientras sigamos así, la pobreza jamás va a terminar, porque al pueblo no le interesa salir de pobre, si puede vivir tranquilamente con lo que le da papá gobierno, y el gobierno no hará nada por abatir la pobreza porque entré más pobres conchudos que mantenga más grande es su botín electoral… Mientras tanto, no nos ponemos a pensar que hay mexicanos que de verdad necesitan asistencia y que muchas veces ellos lejos de estar como nosotros, estirando la mano y aceptando los placebos estatales, lo que piden es un trabajo, lo que piden es que les paguen mejor sus cosechas o herramientas para trabajar sus tierras, mientras nosotros seguimos a 4 nalgas apoyando al PRD porque él “me da” y atacando al PRI porque él no, o viceversa, o con los nombres de los partidos o de los políticos que prefieran las cosas van a seguir iguales. Les asusta el uso electoral de programas sociales?? Entonces no sean hipócritas y no vendan su voto porque les tocó beca o pensión. Si la política social está siendo usada como mercancía es, invariablemente, porque hay un mercado dispuesto a consumirla…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s